Plata

Después del color, una de las cosas que las personas admiran más en los metales preciosos es su lustre, o la manera en que reflejan la luz. La plata es especialmente deslumbrante. La plata pura pulida brilla más que cualquier otro metal sobre la tierra. Más del 90% de la luz que la ilumina se refleja en los ojos del observador.

El brillo blanco de la plata y su manejabilidad son sus principales activos para su uso en joyería. La plata pura es demasiado suave para ser práctica en joyería, por lo que generalmente se mezcla con una pequeña cantidad de cobre. El cobre endurece la plata sin restar su brillo. 

inCore • Text and Image

La plata esterlina es la aleación de plata más popular en joyería. Se define como 925 partes de plata y 75 partes de cobre. Para ser denominada “plata” en los Estados Unidos, una aleación debe ser por lo menos 92.5% plata. 

inCore • Text and Image

La plata es aproximadamente la mitad de densa que el oro o el platino. Lo que la plata carece en peso, lo compensa en brillo. El azufre en el aire reacciona con la plata para formar un sulfuro de plata, un deslustre común que puede ser eliminado con nuestro líquido lustrador de joyas. La plata dorada, también llamada vermeil, es una delgada capa superficial de oro sobre plata. El vermeil se crea por medio de galvanoplastia, que utiliza electricidad para activar el proceso de dorado.